“En la placa de identificación prendida con un imperdible a la bata blanca de Sandrine, se lee “ortofonista”, pero debería poner “angel de la guarda”. Ella fue quien estableció el código de comunicación sin el cual me hallaría aislado del mundo.”

– JEAN-DOMINIQUE BAUBY. La escafandra y la mariposa, 2007.

¿Puedes imaginarte lo que es vivir un día sin lenguaje? Seguramente nunca te has parado a pensar el papel que juega el lenguaje en nuestro día a día, hasta para los momento más rutinarios. La comunicación forma parte de nuestra vida en todo momento.
Por desgracia, existen personas que por diferentes causas pierden la capacidad de hablar o comprender el lenguaje.
El logopeda es el profesional sanitario que tiene los conocimientos para entrenar de nuevo esa habilidad, creando nuevas conexiones neuronales. En muchos casos, el lenguaje oral puede recuperarse. En otros casos, el logopeda establece un sistema alternativo de comunicación para las personas que han perdido la facultad de hablar para que sigan pudiendo expresar sus necesidades, sentimientos y deseos.
Si no podemos hablar con palabras, hablaremos con las manos, con los ojos, con la cabeza o con el pie. Pero hablaremos.

Share This