La principal ventaja de la terapia fisiologica es la inmediatez de los cambios que se producen en la anatomía de la laringe y en la vibracion de las cuerdas vocales tras hacer los ejercicios.

Sin embargo tiene otras ventajas con respecto a la terapia sintomatológica, que es la que tradicionalmente se ha utilizado en España.

La duración del tratamiento se reduce notablemente. El tratamiento tiene una duración de entre 8 y 10 semanas. Por otro lado, con la terapia vocal fisiologica reducimos también el número de sesiones necesarias durante la intervención. Solamente es necesaria una sesión semanal de media hora. Esto se traduce en tratamientos más económicos y menos invasivos en la vida del paciente.

Además, para llevar a cabo la terapia desde un enfoque sintomatológico se necesitaba la conciencia del paciente en acciones que son por naturaleza automáticas e inconscientes.
En muchos casos es muy difícil que un paciente consiga convertirlas en conscientes. Y no sólo eso, sino que aunque lo consigan, tiene difícil aplicación  en cuanto salen por la puerta del espacio controlado del despacho. En la mayoría de casos se convierten en contraproducentes.

En la terapia vocal fisiologica, sin embargo, todos los objetivos se consiguen de manera  indirecta e inconsciente a través de los ejercicios de tracto vocal semiocluido. En este sentido, nunca se le dan al paciente instrucciones biomecánicas del tipo “respira desde el estómago” o “relaja los hombros”. Este tipo de instrucciones pueden llegar a retrasar el tratamiento durante meses.

En  resumen, la terapia vocal fisiológica es un enfoque terapéutico basado en evidencia científica que mejora la calidad vocal del paciente en un corto periodo de tiempo.

Share This